Atención al cliente

telefono atención al cliente

Organizar el maletero

Hay que insistir en la importancia de tomar precauciones en los desplazamientos, comenzando desde el modo de organizar el maletero del coche. Aunque no lo parezca, una carga mal distribuida puede llegar a ser letal.

  • Elimine del equipaje los objetos más superfluos, pesados, voluminosos. No lleve consigo bultos que no tenga claro que utilizará. Recuerde que el maletero no es de goma.
  • Procure no llenar el maletero y piense que es bastante más complicado cargar los bultos a la vuelta. Entre otras cosas, porque en los viajes siempre se acaban comprando objetos que terminan en el maletero.
  • Asegúrese de que todos los objetos - incluso los muy ligeros - se colocan en el maletero del coche.
  • Coloque la carga en el maletero de forma compensada para que no afecte a la estabilidad del coche. No ponga todo lo pesado a un lado y lo menos pesado a otro.
  • Distribuya los bultos de forma que los más pesados estén debajo: las maletas más grandes y rígidas deben colocarse en el fondo y el resto del equipaje encima, amarrándolos a los puntos de sujeción previstos para ello en el maletero siempre que sea posible.

La sujeción, fundamental

  • Si la carga no llena por completo el maletero y hay posibilidad de que se mueva, es conveniente sujetarla con "pulpos" elásticos o redes.
  • No coloque objetos que impidan la correcta visibilidad del conductor, ni los sitúe en la bandeja posterior, ya que en una frenada brusca se convertirán en proyectiles y provocarán serias heridas a los pasajeros.
  • Si su coche choca a 50 kilómetros por hora contra una pared o un árbol, y lleva en la bandeja trasera un paraguas de 450 gramos, éste sale lanzado hacia delante y le golpea a usted en la nuca con la fuerza de un martillo. En las mismas circunstancias, un neceser o un maletín que pese 5 kilos se puede convertir en un arma mortal con un peso equivalente a 45 kilos.
  • Abroche los cinturones de los asientos traseros, aunque no haya pasajeros. Es una sujeción adicional que contribuye a evitar que el equipaje pase desde el maletero al habitáculo.
  • Procure, igualmente, que ninguna persona se coloque en el centro del asiento trasero cuando se lleven bultos pesados en el maletero.
  • Recuerde que el comportamiento del coche cambia cuando va cargado. La principal consecuencia, además de la pérdida de potencia - más evidente cuanto menor motor tenga -, es que en caso de frenada notaremos que la distancia se alarga.
  • No es aconsejable llevar el equipaje en la baca del coche. Cuando sea imprescindible, impida que los bultos sobresalgan del perímetro del vehículo y asegúrese de que estén firmemente sujetos y que no quede la parte delantera más elevada que la trasera. Las mejores bacas son las cerradas, concebidas como maleteros herméticos, con cerradura y forma aerodinámica.
Peritacion de vehículos en pericialcar.com

Validación